Salte la navegación

photo (12)

 

En mi camino al infierno primero recogere un libro, un disco y la camara de fotos, mirare por la ventana la ciudad destruyendose y como el fuego de la soledad se expande por las calles entre esa multitud que no sabe a donde va. Me detendre en tu puerta para despedirme, darte es beso que nunca te di, dejarte el colmillo del Dragon y mi cuaderno de notas escrito en codigo como los pergaminos de Melquiades, para que cuando logres descifrarlos por fin abras los ojos y me des el alcance, porque a pesar de estar en el infierno, no estare muy lejos. Porque las almas perdidas como la mia siempre estan rondando en silencio y viajando en el viento

El Aldo

 

 

Anuncios

 

Image

 

Tras aquel sueño de espías y pistoleros, que no tuvo el final romántico esperado, se levantó y se miró al espejo, se rasco la barba y se sonrió al ver la deformidad de su cara por las mañanas… seguimos siendo el mismo, como todas las mañanas, ja! – se dijo y salió sin premura a prepararse esa agua oscura que llamaba café. Vio por la ventana la ciudad oscura y mojada por la lluvia.

 

Prendió el cigarro que no termino anoche y se sentó a escribir aquellas cartas del olvido, de esas que no tienen memoria y empezó para nunca terminar…

 

El Aldo

Image

Cuando hayas entendido que el viento siempre soplara a tu favor,
cuanto tus penas se hayan ido con el agua que lava tu cuerpo,
cuando sientas ese perfume ligero en cerca de ti,
cuando oigas esa voz susurrar en tus oidos,
cuando estes en la orilla y sientas el mar tocar tus pies
ese dia abriras tu corazon y sonreiras para siempre…

El Aldo

Image

El día que nació Sabina, le escribí esto:

” Al verte ahí con tus ojitos cerrados, durmiendo, descansando, todo el cansancio del mundo se me va, y ya no tengo sueño, mas si sueños… Hoy te cuidare mientras mama duerme, y cuando despiertes, te contaré historias de pequeños viajeros que corren por los campos infinitos y juntos correremos con la estrella fugaz en busca del Dragón, hare un avioncito de papel y volaremos alto hasta los confines del universo donde en la orilla del mundo se encuentra un enano como de los cuentos cuidando el fuego eterno y te contare las historias que trae el viento… Duerme mi niña, duerme qué papa esta a tu lado. ”

(Mayo 10, 2012)

El Aldote

Imagen

Sentado en aquel autobús, leyendo las noticias de ayer, tratando de resolver ese problema de cajitas y números, de pronto su silencio se rompió a oír sin querer una conversación que llamo su atención… Ella hablaba de palomas y globos de colores. El no entendía y seguía escuchando ese reggaetón que incomodaba a más de uno. Ella le decía que había encontrado aquel libro de poemas y el no prestaba atención… de que hablas? escucha esta canción. Ella soñaba con un día de campo bajo un árbol viendo el atardecer y el, repetía el corito ridículo y barato. Ella miraba de las nubes, buscando formas en el cielo y el, el seguía con ese discurso barato de ligón de verbena de pueblo… Ella bajo la luna y se dejo llevar por el viento, las hojas, la brisa. El se quedo sentado sin advertir su ausencia, se puso la corona del rey del asiento de atrás, subió el volumen del radio y se minimizo entre la porquería, la mentira y la hipocresía de una canción sin razón ni motivo que lo pintaba de pies a cabeza….

Al verla volar, dejo el periódico, bajo del bus y la siguió con la mirada, como quien sigue a una cometa volar libre por el cielo y decidió seguirla hasta el infinito…

El Aldo

 

Image

 

En medio del ruido de la ciudad, entre las bocinas, gritos y sirenas, entre el humo de los incendios y las maldiciones de los caminantes, entre ese ruido nefasto; el se levanto y la miro a los ojos, mientras ella, escuchaba las voces de quien entre el fango intento llevarsela; emrte esa gente el se levanto y le dijo “Te Quiero”, y ella se volteo y antes de que pudiera responderle, el le volvio a decir “Te quiero…dime si me quieres…” Y entre el gris sonido de la ciudad, donde la lluvia era de luces, ella lo miro a los ojos y respondio….

 

 

El Aldo

Image

Ella estaba en la cocina, friendo un par de huevos tal vez, o cortando la carne para el estofado de mas tarde, pensando, pensando en aquellas palabras que bajo aquel farol alguna vez….

Sono el telefono y dejando la sarten a un lado, corrio a su encuentro, estiro la mano lo mas que pudo y cogio aquel aparatito casi en el aire, aquel celular simple y basico, de unico uso, sin mas adornitos que un sticker de Hello Kitty en la parte de atras. Y contesto… Alo?.. Alo?… y al otro lado, bajo un farol aquella voz continuo hablandole…

El Aldo

 

(escrito mientras conversaba con Cotto hace algunas semanas, creo)

 

 

Las puertas se abrieron y subieron al ascensor, cada uno marco su piso, 3, 5, 10, 16. Él se paró al lado de la puerta, viendo a cada uno de los que iban en ese viaje de menos de 2 min. Paro en el 3ro y se bajó el tipo de la bolsa blanca que venia del mercado. Paro en el 5to y bajaron la viejita con su sobrina y la ropa de la lavandería, luego vino el 10mo y se bajó el de polo verde y sandalias.

Se quedaron ellos dos. El, la miro detenidamente, con su bolso al hombro, despeinada, sus zapatillas gastadas, el jean desteñido y la casaca para el frio, con su mirada perdida y los labios mordidos. El, la miraba y ella miraba los números. Llegando el piso 15,  miro a la puerta como quien se prepara para salir, y ella mirando los números, saco de su bolso el afilado brillo del destino, se mordió los labios y tomándolo por sorpresa le corto el cuello justo antes de que las puertas se abran en el piso 16.

Aquel chorro de sangre inundaba el piso mientras ella salía despreocupada del ascensor, sin mirarlo, sin remordimientos, sin reparo alguno y continuo su camino hacia su puerta donde mordiéndose los labios miro los números de su entrada 1606.

 

El Aldo

 

Si pudiera guardar el sol en mis bolsillos para que no te queme los pies cuando caminas por la arena, lo haría. Si pudiera ponerte la luna como espejo y vieras tu rostro reflejado en el mar Infinito de los sueños,  caminaría con los ojos cerrados para no ver el vacío que hay a mi lado y sentir ese viento que refleja el silencio. Y te tengo a mi lado y eso me basta para set feliz…

Al otro lado de la orilla un fuego que nunca se apaga. El vigilante eterno desde la distancia mira el firmamento mientras escribe sus sueño, sus pensamientos porque si no lo hiciera se moriría como el papel al llegar al filtro del cigarro, como esa gota de agua que se seca bajo el sol, como un hola sin respuesta, y en esa orilla se sienta cada noche a verte, a pensarte a soñarte tan cerca, tan distante, a  su lado, sonriendo y contándole historias que ni los abuelos recuerdan y batallas interminables, cabalgando por mares secos y desiertos perdidos, poemitas y escusas tontas . Y finalmente tomarte de la mano,  para decirle “Yo no se escribir canciones…”

 

El Aldo

 

 

 

Despertar es como volver a nacer,

Como abrir los ojos por primera vez y ver el mundo

Es verte a mi lado, como todas las mañanas,

Durmiendo, hermosa, única

Te veo y sonrió cuando la luz entra por la persiana

Y te alumbra y bostezas, y vuelves a dormir

Y me doy cuenta que te quiero

 

Despertar es como sentirse nuevo,

Como abrir los ojos y encontrarte haciendo el desayuno

Es verte sentada a mi lado sonriendo

Hablándome, hermosa, única

Te veo y sonrió cuando la luz cae en tus ojos

Y brillan como dos zafiros y vuelves a sonreír

Y te me doy cuenta que te quiero

 

Despertar es como verte llegar

Como levantar la mirada y decirme ya llegue!

Es verte entrar cansada, pero contenta

Abrazándome, hermosa, única

Te veo y te beso cuando cae la tarde

Y siento tus labios que he extrañado todo el día

Y me doy cuenta que te quiero

 

El Aldo