Salte la navegación

Si pudiera guardar el sol en mis bolsillos para que no te queme los pies cuando caminas por la arena, lo haría. Si pudiera ponerte la luna como espejo y vieras tu rostro reflejado en el mar Infinito de los sueños,  caminaría con los ojos cerrados para no ver el vacío que hay a mi lado y sentir ese viento que refleja el silencio. Y te tengo a mi lado y eso me basta para set feliz…

Al otro lado de la orilla un fuego que nunca se apaga. El vigilante eterno desde la distancia mira el firmamento mientras escribe sus sueño, sus pensamientos porque si no lo hiciera se moriría como el papel al llegar al filtro del cigarro, como esa gota de agua que se seca bajo el sol, como un hola sin respuesta, y en esa orilla se sienta cada noche a verte, a pensarte a soñarte tan cerca, tan distante, a  su lado, sonriendo y contándole historias que ni los abuelos recuerdan y batallas interminables, cabalgando por mares secos y desiertos perdidos, poemitas y escusas tontas . Y finalmente tomarte de la mano,  para decirle “Yo no se escribir canciones…”

 

El Aldo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: