Salte la navegación

 

 

La vio ahí de nuevo, como aquella noche en que ella lo llevo por primera vez a ese bar a tomar el mejor pisco de maracuyá de la ciudad; sabía que ella no iba siempre ahí y esperaba tener la suerte de encontrarla. Y aquella noche la encontró, sentada en la barra, tomándose un pisco de maracuyá, que era su favorito. Se acercó despacio por atrás y le toco el hombro derecho y se movió rápidamente al lado izquierdo mientras ella volteaba a ver quién le pasaba la voy. Cuando reacciono, él le dijo. Hola! Como estas? Recuerdas en que nos quedamos hace años?…. se miraron y sonrieron, se tomaron de la mano y se abrazaron; Ella respondió… Aquí nos quedamos, justo aquí…. Entre mi abrazo y tus besos, besos de aquellos….

 

El Aldo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: