Salte la navegación

 

– Que tienes ahí?

– Pues nada… nop, nada de nada…

– Hmm algo ocultas, me doy cuenta… no?

– A ver…

 

Y el estiro los brazos junto las manos y las froto mientras la miraba a los ojos, movía los dedos como jugando con plastilina invisible, moldeaba y volvía a moldear, le daba forma y de pronto un capullo imaginario y luego el tallo largo…

 

Es para ti – le dijo, mientras sonreia

Ohh es hermoso, me gusta mucho y el color es…

Espera, no tienes que decir el color, pues yo se de que color es… y es hermoso, como a ti te gustan

 

Ella cerro los ojos, disfruto aquella flor imaginaria,, esos pétalos de tulipán hermosos que tocaban su rostro delicadamente y ese aroma mágico invadía su corazón y sonrió, feliz, muy feliz… De pronto el sonido de los teléfonos sin contestar, el ruido de la calle, el clip clap de los teclados, las bocinas, gritos y anuncios.. A ver Sr. Sánchez, según el informe que tengo acá, para su préstamo tiene que traerme su documento de identidad, la declaración jurada, un examen medico y los derechos de propiedad de bla bla bla bla…

 

El Aldo

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: