Salte la navegación

Que podría decir que ya no haya dicho antes? Fui caminando por la calle y se me cruzo un gato blanco y llevaba un taper con tallarines verdes, al verme me invito a tomar el te y a jugar a las cartas como en ese cuadro horrible, claro el asombro era único, un gato jugando a las cartas!, yo siempre supe que su juego era el domino, nunca estuve más equivocado, el gato era un maestro en la baraja. De pronto un ladrido y luego otro y el cuarto se llenó de perros rabiosos, armados y con cara de malos y pocos amigos. Todos los gatos corrieron por el callejón porque según la ley está prohibido jugar a las cartas en horas de trabajo como yo era el único “no gato” que no salto por la ventana, pues me tomaron de rehén y me llevaron a su camioneta que era conducida por un sabueso con su pajita entre los dientes, hablaba de no sé qué, de sus días en el campo con los Johnsons, en fin, a nadie le importaba, siempre tenía las mismas historias y siempre repetía los mismos refranes, era un martirio escucharlo. Amarrado y amordazado, estos salvajes me llenaron la ropa de babas y el chihuahua con parche en el ojo, el más molesto de todos (si yo fuera chihuahua también estaría molesto por tener ese cuerpo ridículo)  apuntándome con una botella de plástico me quito la billetera y el reloj que me regalaste.

Pero si te digo que fue así!, El jefe de la banda un bulldog (clásico no?) se acercó y me pregunto por los planos de la base y claro que no le dije nada, que imaginas? Que vendería la resistencia por una hamburguesa fría con sus papas fritas y harto ají? No pues no!!!, entonces trajo a esas horribles perras poodle que se pusieron a bailar al son de alguna musiquilla de circo, con sus ladridos chillones y saltando como loquitas, la verdad he visto cosas peores, pero de verlas tan esmeradas en su arte, no tuve menos que aplaudir y preguntar por el sombrero para dar mi colaboración.

De hecho el gran jefe se molestó ante mi actitud beligerante e irreverente, así que luego de torturarme con ese video de los perros que cantan el “blanca navidad” entendió que yo no tenía nada que hacer o ver con los planos que buscaban. Así que luego de darse dos vueltas e intentar morder su cola, intento una ridícula disculpa y me ofreció una cerveza, así que bajamos a un bar en el barrio chino, donde el chino Choy, ese que no fía (chino basura, ya no se acuerda cuando le prestaba el periódico para….)  y nos fuimos a buscar a la gentita para hacer manchita y comernos unos anticuchos, pero pensándolo bien mejor no, recuerdas que nunca hay perros cerca de las anticucheras?.. ya pues viste!, no me crees… Al final nos quedamos en el malecón correteando a las parejas. Si, si… eso es, si, se me paso el carro y llegue tarde, pero te juro que fue así, que me llevaron contra mi voluntad!, todo por ese plato de tallarines!!!…

Al final me dejaron en mi casa como a las 4am, por eso llegue tarde, pero para la próxima, hemos quedado con el Bulldog en que nos juntamos a jugar monopolio, pero esta vez en mi casa y le he pedido que no lleve al sabueso porque es más aburrido el pobre. Mira te traje unas pulgas y el parche del chihuahua para que veas que no te miento…

El Aldo

pero te juro que fue asi…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: