Salte la navegación

Sentado en la terracita del cafetín, saco su laptop muy a los tiempos de hoy y se puso a escribir compulsivamente, aquellas ideas que como semen en orgasmo eterno le salía de la cabeza, sus ojos brillosos y la sonrisa de satisfacción inundaban aquella pantalla con una nueva historia, su felicidad era incontrolable y sin darse cuenta, una paloma inquieta lo vio y sin pensarlo mas, dejo caer en su café lo que podríamos llamar un regalito de aquellos para luego marcharse a otra rama donde había mas sombra. Excitado y demasiado emocionado por el fluir de la nueva historia, tomo un sorbo largo y dijo… AGGGGG este café si que esta fuerte y yo le dije que no le ponga crema!

El Aldo

Anuncios

2 Comments

  1. 😀

  2. gracias por leerme Emma 🙂 espero sigas pasando por aca…


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: